Castillos Embrujados de Escocia

No es de extrañar que muchos de los castillos de Escocia están asociados con fantasmas, apariciones y ruidos extraños. Varios de ellos tienen historias, que en algunos casos se remonta a más de 600 años. Te animarías a pasar la noche?

UK_Escocia-18a44320.gif

Ackergill Tower/Castillo de Ackergill




El castillo de Ackergill ha tenido una historia tormentosa en los últimos 600 años. Cuenta la historia que el castillo es habitado por el fantasma de Helena Gunn, quien fuera secuestrada por un integrante de la  familia Keith. Helena había sido alojada en la torre de Ackergill y antes que someterse a sus captores se lanzó desde las almenas de la torre.


Castillo de Balcomie



Cerca de Fife. Se dice que es perseguido por el fantasma de un niño que fue muerto de hambre dentro de sus muros hace casi 400 años. Según los rumores, en ese momento, el castillo era el hogar de un General, y hay una historia en el sentido de que mantuvo a su servicio a un muchacho alegre que iba por el castillo en su tiempo libre jugando con un  extraño silbato.



Una mañana oscura de invierno, dice la historia, el General fue perturbado por el ruido del silbato y salio corriendo de su habitación, tomó al trovador por la garganta. Un minuto después el general había puesto al joven trovador en el calabozo de la torre, olvidando que lo había hecho hasta siete días más tarde, cuando acudieron a la torre y se encontraron que el muchacho había muerto de hambre.


Durante mucho tiempo desde entonces, cuenta la historia que cada vez que el castillo queda a oscuras aparece el espíritu del niño deambulando.


Se ha dicho que los objetos en el castillo a veces son movidas por una fuerza invisible, que las velas en el castillo menudo se apagan solas, y que se escucha cada tanto ese fuerte silbido. Pero quizá la más extraña historia en relación con el Castillo fue lo que recientemente ha relatado un viejo pescador quien declaró que una noche vio el fantasma del juglar silbando.




Castillo Baldoon

Este castillo que está ahora una ruinas, era propiedad de la Dunbars de Westfield entre 1530 y 1800. El fantasma del Castillo de Baldoon se convirtió en el tema de una novela de Sir Walter Scott - "La novia de Lammermuir". 

La protagonista de esta historia había sido forzada por sus padres a abandonar al hombre que amaba, para casarse con David Dunbar, pero se volvió loca y lo apuñaló en su noche de bodas. Desde estos acontecimientos ocurridos en el siglo 17, que tiene fama de vagar por el castillo vestida de blanco, con sus ropas manchadas de sangre. Pero es más frecuente verla en el aniversario de su muerte.





Castillo Balnagown

Se cuenta que en este castillo ‘Black Andrew’, se aparece el espíritu de un hombre que en su época fuera hallado culpable de violación y que posteriormente fuera ejecutado en el castillo. 

Según los relatos de aquellos que visitaron el castillo,  en este caso nuestro personaje  no se sólo aparece sino que ademas es capaz de atacar a los que le ven.




Castillo Banff

Este castillo incorpora una casa del siglo 16. En la torre, se dice que aparece una dama vestida de verde en la ventana del piso superior. La historia dice que es una sirvienta que fue despedida de su puesto porque estaba esperando un niño y, posteriormente, se suicidó. 

Sin embargo, otro fantasma en el castillo es un monje que fue asesinado, supuestamente fue enterrado vivo en la pared del castillo. Los residentes dicen que se sienten como si estuvieran siendo observados - y han visto objetos misteriosamente pasar de una habitación a otra, pero es la ex funcionaria, la dama de verde, la que será la culpable de esto!.





Castillo Brodick



Gran parte del castillo fue construida en el siglo 19, pero se dice que parte de sus cimientos se remontan al siglo 13 (aunque puede haber sido el sitio de una fortaleza vikinga incluso antes). Fue construido originalmente por los Stewart y fue capturado por ingleses durante las Guerras de Independencia. 

En 1406 una flota Inglesa navegó en el Clyde y destruyó gran parte del castillo original. Se realizaron grandes adiciones al castillo, cuando las fuerzas de Cromwell lo ocuparon a mitad del siglo 17. Durante gran parte de su vida, el castillo ha sido propiedad de los miembros de la familia Hamilton. La parte más antigua del castillo se dice que es perseguida por una "Grey Lady", (dama de gris), que muriera de hambre en las mazmorras del castillo porque tenía la peste. Un hombre fue presuntamente visto sentado en la biblioteca y un ciervo blanco es supuestamente visto en los terrenos del castillo cada vez que un jefe de los Hamilton está a punto de morir.





Castillo Brothwick


El Castillo de Borthwick fue visitado dos veces por María, reina de Escocia , en 1563 y 1567, cuando fue sitiada en el interior bajo la protección de Sir Borthwick. Ella se escapó del asedio disfrazándose de paje. Desde entonces, se dice que Maria es vista cada tanto vestida de paje. En 1650 el castillo fue atacado por las fuerza de Oliver Cromwell. El daño a las paredes de este ataque es aún visible.




Castillo Cawdor


Considerado como uno de los castillos más impresionantes de Escocia.  Se dice que fue construido donde William Calder había dicho tener el sueño de construir un castillo donde su burro se detuvo a descansar. Aunque asociados con Macbeth de Shakespeare, el castillo no es bastante mayor (el rey Duncan no fue asesinado en Cawdor, sino en la batalla en el cercano Spynie). 

El castillo se convirtió en parte del "Imperio" Campbell cuando Muriel Calder, heredera del castillo, fue secuestrada a la edad de 12 años y forzada a casarse con el hijo del conde de Argyll, Sir John Campbell en 1511. Se reporta el avistamiento de un fantasma que lleva un vestido de terciopelo azul, aunque nadie puede afirmar con certeza que fuera el de Muriel Calder.




Castillo Claypotts

La forma extraña del Castillo Claypotts (dos de sus torres redondas proyectan habitaciones rectangulares en la parte superior) data del siglo 16. En un tiempo era propietario del castillo John Graham de Claverhouse, conocido como "Bonnie Dundee" o "Bloody Clavers". 

Cuenta la leyenda que el castillo es visitado por una "Dama Blanca", que se ve en una ventana en el castillo cada 29 de mayo. Se cree que es el fantasma de Marion Ogilvie, que era la amante del cardenal Beaton quien fuera asesinada en St Andrews el 29 de mayo de 1546. 



Castillo de Comlongon



El 25 de septiembre 1570 se registró que Lady Marion "voluntariamente se quito la vida saltando desde la torre mirador del Castillo de Comlongon", donde estaba cautiva, "rompiendose la cabeza y los huesos". Posteriormente se observó que ninguna hierba crecería en el lugar de la caída y se reportó la aparición de una joven llorando en los alrededores del castillo.

Debido a que se intentaba obligar al matrimonio a Lady Marion, en 1563, escapó y buscó refugio en el Castillo Comlongon, propiedad de su tío, Sir William Murray, y poco después dio más de la mitad de su fortuna a él, esperando que esto lograra convencer a James Douglas para no hacer cumplir el contrato de matrimonio. Sin embargo, no tuvo éxito y a Marión se le ordenó que se entrega en matrimonio.


Posiblemente, debido a haber llegado al punto de la locura después de una larga batalla para evitar el matrimonio, se arrojó desde las almenas o al menos eso se dijo. Sin embargo, mucho después de su muerte empezaron rumores que sugerían que algunos de los hombres de Douglas tuvieron acceso a su habitación y la tiraron desde las almenas. Así, James Douglas fue capaz de obtener su mitad de la finca Mouswald sin tener que casarse con ella.


Debido a las sospechas de suicidio, a la pobre Marion no se le dio cristiana sepultura y por ello se cree que ella frecuenta el castillo en busca de un lugar de descanso apropiado.


Con los años hemos tenido muchos reportes y avistamientos de Marion Carruthers, en un lugar de ubicación en particular. 




Castillo Craigievar


De siete pisos de altura, el Castillo Craigievar era inicialmente propiedad de la familia Mortimer. Ahora es propiedad del National Trust for Scotland y se dice que es visitado por un miembro de la familia de Gordon, que fue asesinado allí por Sir John Forbes, que lo obligó a saltar de una ventana alta a punta de espada. 



Castillo Craignethan

Es un lugar fácilmente defendible en un promontorio sobre el río Nethan, un afluente del Clyde, el Castillo Craignethan tenía formidables defensas - que nunca fueron puestas a prueba. Originalmente la propiedad era de los Douglas Black, luego pasó a manos de los Hamilton. 

Se dice que María I de Escocia ha pasado la noche allí antes de la batalla de Langside y se dice que el castillo es visitado por ella (menos la cabeza, que se le cortó al ser ejecutada!). Otras apariciones se dieron en el patio del castillo. En los últimos tiempos, los visitantes del castillo han visto a esta figura vestida de trajes históricos, sin la cabeza y desapareciendo ante sus ojos...



Castillo Cuezan

Ha habido aquí un castillo en los acantilados con vistas al fiordo de Clyde mucho antes de que Robert Adam diseñara su obra maestra para el conde de Cassillis en el siglo 18 - la incorporación de algunos de los castillos anteriores que habían  sido construidos por Sir Thomas Kennedy (quien fuera asesinado en las arenas en Ayr en 1602). 

Cada vez que un miembro de la familia Kennedy está a punto de casarse se dice que el fantasma de un gaitero se pasea en los jardines. También se lo ha visto jugar en noches de tormenta - mezclando su sonido de gaita con el aullido del viento y olas. También hay fantasmas de una joven en un vestido de noche (reportado en 1972), pero nadie parece saber quién es.



Castillo Dean

Este bien conservado castillo, incorpora una torre de homenaje que se remonta al siglo 14. Durante gran parte de su vida fue ocupada por la familia Boyd. Fue destruida por el fuego en 1735 pero en 1905 fue restaurada - utilizando material del Castillo Balcomie. Antes de la rebelión jacobita, criados del castillo dijeron que habían visto una cabeza cortada rodando por el suelo. 


La habitación privada de los condes de Kilmarnock tiene un modelo completo del castillo. La leyenda dice que después de que el cuarto Conde de Kilmarnock fuera decapitado por traición en Londres el 18 de agosto 1746, la cabeza fue llevada de vuelta al castillo Dean y se guardaba en un cofre grande que todavía está presente en la Torre Laigh.


La historia de la cabeza del cuarto del Conde se mantiene en pie, y ha atraído a muchos cazadores de fantasmas que han estudiado el castillo y creen que hay una presencia en el palacio.





Castillo Dalhousie

El Castillo de Dalhousie fue construido en 1247 por el clan Ramsey, que lo mantuvo durante 850 años; fue reconvertido en hotel en 1974. Los huéspedes informan continuamente de varios fantasmas; uno es el de la señora Catherine, hija de uno de los dueños, encarcelada por un año y que falleció de hambre. Una camarera del hotel vio una vez un fantasma vestido de mayordomo colocando las mesas como si aun continuara prestando su servicio en uno de los salones. Se aparece además una perra llamada Petra que murió en una de las torres del castillo en los años ´80; algunos afirman haber visto además cabezas, brazos y piernas flotando en el aire.



Castillo Delgatie



El Castillo de Delgatie data de 1030 y dispone de algunos de los mejores techos decorados con pinturas de Escocia.  El castillo es el punto ideal para explorar el norte de Escocia, a tan solo una hora de Aberdeen y de Inverness, además de tener al lado la bellísima ruta costera del noreste de Escocia (Aberdeenshire).  Los terrenos del castillo también disponen de su propio lago donde huéspedes pueden pescar trucha durante todo el día y la noche.

El castillo tiene fama de ser perseguido por una mujer de pelo rojo y durante la Segunda Guerra Mundial unastropas que se alojaban allí huyó del castillo con los pies descalzos, por la aparición del fantasma.




Castillo Dunstaffnage

Según la leyenda se han producido varios acontecimientos en este promontorio desde el siglo I antes de Cristo. El castillo actual data de entre el siglo 13 y principios del siglo 15 y se convirtió en uno de los baluartes del Clan Campbell. Incursiones punitivas contra los MacDonald y el Macleans se originaron desde aquí y en el siglo 16 Lochiel Cameron fue decapitado allí. 

Flora MacDonald fue encarcelada en el castillo durante un corto período de tiempo después de que ella había ayudado al príncipe Charles Edward Stewart a escapar a Francia en 1746. Se dice que el fantasma del castillo, que usa un vestido verde y predice los acontecimientos importantes, tanto buenos o malos.



Castillo Dunvegan


Cuenta la leyenda que el jefe del Clan de los MacLeod conoció un hada y ambos cayeron locamente enamorados, cuando el hada pidió permiso al rey de las hadas para casarse con él, este se lo negó pues el matrimonio con un humano sólo le rompería el corazón porque este envejecería y moriría rápido. Sin embargo ante las lágrimas amargas de ella, el rey finalmente accedió a la petición pero con la condición de que sólo podría estar en el tierra de los humanos durante un año y un día.


Durante este tiempo el hada y el jefe del clan tuvieron un niño y fueron muy felices, pero el día de la separación llegó y ella se vio obligada a marchar, no sin antes dejarles un amuleto mágico. Que nadie que no fuera del clan de los MacLeod podría tocar, o de lo contrario se desvanecería. Se trataba de una bandera mágica que sólo se podría utilizar tres veces. Si alguna vez el clan estaba en peligro mortal, un ejército de hadas y duendes acudiría en su ayuda con simplemente ondear la bandera.


Se dice que la bandera se ha utilizado dos veces, por lo que ya sólo quedaría una tercera. La primera de ellas en una batalla contra el clan de los Donald, cuando la situación era crítica para los MacLeod, estos ondearon la bandera y ganaron la batalla. La segunda, cuenta la leyenda, después que una plaga hubiera matado a todo el ganado de los MacLeod, el jefe del clan decidió ondearla pues el invierno se avecinaba y el hambre hubiera causado estragos en el clan.

Otra explicación también con toques de leyenda, afirma que esta sería la bandera mágica del rey noruego Harald Hardrade que usó cuando en el 1066 intentó la conquista de Inglaterra, al ser derrotado, los miembros del clan se habrían apoderado de su bandera y la trajeron al castillo de Dunvengan.

Se dice que durante la Segunda Guerra Mundial, los aviadores del clan de los MacLeod llevaban fotos de la bandera, y ninguno de ellos fue abatido. También se afirma que el 28avo jefe del clan Dame Flora MacLeod se ofreció a llevar la bandera a los acantilados de Dover en caso que los alemanes intentaran la invasión de Inglaterra.

En la actualidad la Fairy Flag se conserva en el castillo de Dunvegan, como el más precioso tesoro del clan MacLeod. Se trata de una bandera legendaria, que se encuentra hecha andrajos y zurcida. Según cuentan los MacLeod en su web, la bandera esta hecha de seda originaria de Oriente Próximo (Siria o Rodas) de entre el silgo IV y VII. Así que la explicación más creible es que algún miembro de la familía la trajo de las cruzadas. Aunque sin duda es más bonita la explicación de las hadas, no?



Castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo, construido sobre una roca volcánica, fue inicialmente la residencia real de David I, príncipe de Escocia y Conde de Huntingdon, en el siglo XII. Este castillo ha sido testigo de muchos de los conflictos de históricos y las guerras de la independencia de Escocia en el siglo XIV, así como el conflicto jacobita en 1745. 

A finales del siglo XVII, se convirtió en una fortaleza militar. Pero, en su historia más oscura, fue escenario de muchas tragedias y muertes, lo que le han llevado a convertirse en un lugar encantado. 

Edimburgo es una ciudad que cuenta con un montón de pasadizos subterráneos ocultos, una serie de túneles secretos que van desde el Castillo a la Royal Mile, su calle principal. Cuando hace varios siglos se descubrieron estos túneles, se mandó a un gaitero para que los explorara. Un gaitero para que, al tocar su instrumento, todo el mundo supiera por dónde iba. 

Sobre la mitad del recorrido, al llegar a la Royal Mile, el sonido de la gaita se detuvo de repente. Un grupo de rescate fue enviado para buscar al gaitero, pero sólo se logró encontrar los restos rotos de la gaita. Nunca jamás se supo del gaitero, aunque muchos habitantes de Edimburgo cuentan que, en el silencio de la noche, se vuelve a oír en los túneles el sonido de una gaita. 

Un día antes de que Cromwell atacara el Castillo de Edimburgo de 1650, se cuenta la historia de la aparición de un niño sin cabeza por los alrededores de la fortaleza. Dicen que este fantasma sólo aparece cuando el castillo va a ser asaltado de forma inminente. Aunque no ha habido nadie que lo haya visto recientemente, la gente sigue contando la historia. 

En Edimburgo, curiosamente, hay un cementerio para perros. Como tal, hay mucha gente que, durante la noche, cerca del cementerio, ha oído ladridos lastimeros de perros, y en ocasiones perros fantasma que frecuentan el cementerio. También se comentan los fantasmas de los prisioneros de la Guerra de los Siete Años. 

Mucha gente que ha visitado el Castillo de Edimburgo habla de situaciones paranormales que les han ocurrido en las habitaciones, sobre todo en las que fueron encarcelados presos. Algunos hablan de que una presencia invisible les tiraba de las ropas, o bien una caída brusca de temperatura, una sombra, el roce de algo invisible, sentimientos de ser observados y la detección de alguna presencia sobrenatural. 

En 2001, un equipo de nueve investigadores paranormales exploraron las habitaciones y los pasadizos secretos del castillo. Uno de ellos era una mujer joven que, en un momento determinado, se encontraba sola en uno de los pasadizos de South Bridge. Llevaba una cámara de vídeo para grabar lo que viera. La mujer dijo qeu, de pronto, comenzó a sentir una respiración en el cuarto en el que se encontraba. 

Justo en ese momento creyó ver un destello de luz en un rincón, pero no quiso acercarse siquiera. Las únicas pruebas de aquello fueron unas fotografías en las que se aprecian unas densas manchas de luz, nieblas extrañas y una mancha verde.




Castillo Fernies

Originalmente propiedad de la MacDuffs pasó a la Fernies en el siglo 15, pero en los últimos tiempos se ha convertido en un hotel. Su "Dama Verde" fantasma se dice que se cayo desde la torre del castillo hace muchos siglos, pero que se ha mantenido con los tiempos en el lugar y ahora muestra que ella, manipula las luces y aparatos eléctricos, dando una larga lista de excusa o explicaciones del hotel cuando el  a medida el televisor se queda en blanco...


Castillo Frasier

Cuenta la leyenda que una joven princesa, mientras se alojaba en el castillo, fue brutalmente asesinada mientras dormía en la 'Sala Verde'. Su cuerpo fue arrastrado por las escaleras de piedra, dejando un rastro de manchas de sangre. Tan duro como frotaron, los ocupantes del castillo no pudieron quitar las manchas, por lo que se vieron obligados a cubrir los escalones con madera, tal y como están hoy en día. 


Se dice que todavía acecha los pasillos del castillo durante la noche. Es más probable, sin embargo, que las escaleras de piedra fuesen cubiertas para que fueran más fáciles de subir a medida que fueron utilizadas como escalera del servicio en el siglo XIX.

El antiguo propietario, Eric Wilkinson afirmó que había habido numerosas apariciones de fantasmas.


Castillo de Fraser se ha utilizado recientemente como telón de fondo para algunas de las escenas rodadas en el BAFTA , Globo de Oro y Premio de la Academia ganador película "La Reina", protagonizada por Helen Mirren . Hoy, el castillo es propiedad del National Trust for Scotland . 


Castillo Fyvie


Ya en los registros en 1296, Fyvie estuvo por un tiempo en poder de Robert Bruce como pabellón de caza y más tarde pasó a manos de la familia Gordon (la familia del famoso Lord Byron). Ha tenido su cuota de visitantes reales y hombres de menores recursos. Tiene una historia que corre en paralelo con algunos de los momentos más sangrientos y más tumultuosos de la historia de Escocia, por lo que no es ninguna sorpresa que también tenga su cuota de  fantasmas.

Tal vez el fantasma más famoso de Fyvie es el fantasma de Lilias Dame  Drummond. En 1592 se casó con Alexander Drummond Lilias Seton, Lord de Fyvie. Por nueve años parecía que todo funcionaba con normalidad y Lilias tuvo cinco hijas de Alexander.  Quizás uno ya podría  imaginar la pena de Alexander con cinco niñas, y ningun heredero.  Existía en la época el rumor de que Alejandro había iniciado una relación con Lady Grizel Leslie poco antes de la repentina (y todavía inexplicada) muerte de Lilias. 

Algunos afirman que Lilias murió de corazón roto, otros sospechan de un juego sucio del marido. Sabemos que seis meses después de la muerte de Lilias, Alejandro se casó con Lady Leslie. En la noche de bodas, al momento de retirarse a su alcoba, ambos se sorprendieron por los ruidos extraños - como los suspiros de una mujer desilusionada. Aunque no se observó intruso alguno por los alrededores, con el amanecer se dieron cuenta de un extraño mensaje escrito en la parte alta de la ventana "Lilias Drummond". La aparición de Lilias se puede ver de vez en cuando en la escalera principal del castillo y cada tanto se la puede encontrar caminando por los pasillos de la casa que alguna vez fue suya por derecho propio.

Un fantasma menos conocido es el de Andrew Lammie, un trompetista del siglo XVIII que se enamoró de Agnes, que era la hija del molinero local. Pero los padres de Agnes no estaba de acuerdo con Andrew. Cuando el Lord de Fyvie se enteró de que se reunían en secreto, esto le produjo indignación, ya que quería a la muchacha como su amante. En un ataque de rabia, secuestro a  Andrew, lo vendió como esclavo y lo envió a las Indias Occidentales. La leyenda afirma que Andrew finalmente logró escapar y regresar a buscar a Agnes años más tarde, pero para entonces ya era demasiado tarde. Agnes había muerto poco después de que él había sido secuestrado, y tal vez su muerte se debió a perder las esperanza de alcanzar la felicidad luego de serle arrebatada. Andrew entonces maldijo al Lord de Fyvie, proclamando que cuando escucharan el sonido de una trompeta, era que ésta anunciaría la muerte de cada Lord, como un recordatorio del tratamiento que él y su amor habían sufrido. Desde la muerte de Andrew, una trompeta ha sido escuchada en las más profundas horas de la noche justo antes de que cada Lord de Fyvie muriera. 


De tanto en tanto algunas personas han reportado haber visto a un hombre vestido con un  tartán y de pie cerca de la pared ¿Podría ser que se trate de Andrew que se ha quedado esperando y esperando para reunirse con su amor?


Fyvie no sólo es un castillo encantado, sino también un castillo maldito. Thomas el poeta, conocido también como el fiel Tomás, fue un profeta muy conocido que había recibido supuestamente el regalo de la vista debido al tiempo pasado "bajo la colina hueca" con la Reina Fae. Thomas tenía la costumbre de viajar por el territorio y fue la hospitalidad del castillo que lo hizo detenerse.  En aquellos días se referían a la hospitalidad a una buena comida, un lugar donde dormir y un lugar de entretenimiento. Esto era algo que se les concedía con regularidad a los viajeros.  Eran tiempos de supersticiones y muchos creían que los dioses y los demonios vagaban por la Tierra libremente.  Por la misma superstición de la época, en lugar de ofender accidentalmente a un dios vengativo, la gente trataba de conceder hospitalidad siempre que fuera posible.  Así se entendía simplemente que cuando Thomas el poeta menciona querer ser hospedado, la hospitalidad debía estar presente. Pero a Thomas parece que le perseguia la mala suerte...

Existen dos versiones principales de la leyenda que rodea a Thomas y Fyvie. Ambas son conocidas popularmente en la actualidad. La primera alude a los propietarios del castillo, que estaban preocupados por lo que Thomas podría profetizar en su castillo, por lo que llanamente le negaron la hospitalidad. Esto no sólo es poco probable, sino que además habría sido visto como extremadamente temerario. La otra versión del cuento es que Fyvie mantenido abiertas sus puertas a Thomas, por siete años y un día o siete años y medio, entonces, en un día borrascoso Thomas se estaba por ingresar y el viento le cerró la puerta en su cara. De cualquier manera, el resultado de las historias es el siempre mismo-Thomas maldijo al castillo con una rima que, esencialmente, proclamó:

Fyvie, Fyvie, thou'll never thrive Fyvie, Fyvie, thou'll 
Fyvie, Fyvie, tu nunca prosperarás


As long as there's in thee stones three: 
Mientras haya en ti tres piedras:


There's one in the oldest tower, 
Hay una en la torre más antigua,


There's one in the lady's bower, 
Hay una en la glorieta de la dama,


There's one in the water-gate, 
Hay una en la compuerta,


And these three stones you'll never get! 
Y estas tres piedras nunca conseguirás!


 La gente ha interpretado que las maldiciones del profeta están relacionadas con tres piedras que lloran cuando Lord  Fyvie está en peligro.  Otros interpretan que la maldición está relacionada con la primogenitura y el castillo y la necesidad de regresar tres piedras a su ubicación original.


Desde la época de Thomas, el poeta de la maldición, el castillo de Fyvie ha tenido su cuota de problemas. Ningun heredero del castillo ha nacido en la finca y el padre no ha sido capaz de pasar la finca a su hijo primogénito, el mayor de los muchachos nunca sobrevivió a sus padres...



Castillo Glamis

"El castillo de Glamis, en el condado escocés de Angus, es escenario de la leyenda más diabólica jamás contada. El tercer conde de Stratmore tuvo varios hijos, pero uno de ellos nació deforme, algo no humano. El conde lo encerró en la más lóbrega de sus mazmorras para que nadie lo viera jamás, haciendo tapiar la entrada. Se dice que el ser, para subsistir, llegaba a comerse sus propios brazos." 

 Sir Patrick Lyon, tercer Conde de Strathmore y propietario del Castillo de Glamis, le gustaba contar una anécdota muy peculiar: Decía el conde que una noche de sábado en la que estaba jugando a las cartas con su amigo el Conde de Crawford, un criado osó advertirle de que se acercaba el sabbath.


Enfadado por la interrupción, el conde Patrick respondió que seguirían jugando y que si el demonio deseaba unirse a ellos sería bien recibido. A medianoche el demonio en persona se presentó en la sala dispuesto a acptar la invitación.

Jugaron una larga partida en el transcurso de la cual los dos condes perdieron su alma, quedando condenados a pasar en aquella habitación desde el día de su muerte hasta el Juicio Final jugando a las cartas.

Esta historia siempre ponía los pelos de punta al interlocutor del Conde, acrecentando su aura de jugador borracho y disoluto, y, sobre todo, la secular fama del Castillo de Glamis como lugar maldito.

Situado en el Valle de Strathmore, en Tayside, Escocia, el Castillo de Glamis pertenece a la familia Lyon desde 1372. La primera noticia de su existencia data de 1034, año en el cual el rey Malcolm II fue asesinado entre sus muros por un grupo de rebeldes. Se dice que mientras huían en medio de la noche, los asesinos se ahogaron en el cercano lago Forfar al quebrarse la superficie helada de este. Algunos afirman que es con el asesinato del rey cuando comienza la historia sobrenatural del castillo. Otros sitúan su inicio en 1372, con la llegada de la familia Lyon desde Forteviot, pues los Lyon habrían traído con ellos un cáliz acerca del cual se decía que si abandonaba alguna vez Forteviot acarrearía la desgracia sobre la familia.

De ser cierto, la maldición del cáliz tardaría aún 150 años en manifestarse. En 1538 Janet Douglas, Lady Glamis por matrimonio, era injustamente condenada a morir en la hoguera, bajo la acusación de emplear artes brujeriles en contra del rey Jacobo V de Escocia. El castillo pasó a poder del rey, hasta que a su muerte fue devuelto a los Lyon. Aseguran que desde entonces el espectro de Lady Glamis es visto con frecuencia por sus pasillos bajo la forma de una “dama blanca” o una “dama gris”.

Pero el de Lady Glamis no es el único fantasma que habita el castillo. También han sido vistos una anciana portando un fardo, un hombre de barba canosa (supuestamente un antiguo prisionero fallecido de hambre en el sótano), un paje negro con ropajes a la manera del siglo XVII, un ser flaco al cual se le llamó Jack el Corredor… Y el censo espectral no termina aquí.

En una ocasión, un huésped vio aparecer una cara pálida y ojerosa al otro lado de la ventana de su habitación. El rostro desapareció como si algo tirase de él, y entonces se escucharon unos chillidos horribles. Otros huéspedes oían unos golpes en las paredes que no les dejaban dormir, y cuentan que esto le sucedió también a lady Elizabeth Bowes-Lyon (futura Reina Madre de la actual Isabel II de Inglaterra), quien pasó su infancia en el castillo.

En 1957 una pobre sirviente abandonó su trabajo aterrorizada porque todas las noches escuchaba en la habitación contigua a la suya a Sir Patrick y el conde Crawford, los jugadores de cartas, arrojar unos dados, golpear el suelo con los pies y proferir terribles blasfemias.




Castillo Grant




El castillo tiene su propia historia de fantasmas.  El fantasma de Lady Barbara Grant, una hija de uno de los jefes en el siglo 16, se dice que frecuenta la torre del castillo (la torre es visible desde el sur y oeste del castillo, pero un poco cerrado en su parte inferior secciones mediante adiciones arquitectónicas) llamada "Torre de Barbie" o "Torre de Babbett". 

Lady Barbara se enamoró de un hombre a quien su padre consideran inadecuado para ella, un hombre de un status menor al de ella, y en su lugar el padre encontró otro hombre de su propia elección que él considera más apropiado para que ella se casara. Barbara desafió a su padre y se negó a casarse con el hombre que su padre había elegido para ella.  

Supuestamente el entonces padre de Barbara había encerrado en un armario escondido en la torre que estaba oculta por tapices y que fue llamado "la negrura". Ella se tenia que mantener en ese lugar hasta que deje de contradecir a su padre.¿Cuánto tiempo se la mantuvo en el armario, nadie lo sabe, pero la leyenda dice que murió en el armario "de corazón roto".

 Los testigos afirmaron después de haber visto su fantasma que entraba por la puerta del armario de detrás del tapiz en la torre, se paraba en un punto, con la mente perdida y luego parecia que se estaba lavando las manos - antes de desaparecer por la puerta de la torre. 

Cuando el armario se abrió en la década de 1880, no hubo un cuerpo encontrado en ella. Hubo sólo algunas viejas espadas y mosquetes ocultos en su interior. 

Recientemente, cuando los obreros estaban trabajando a altas horas de la noche en el Castillo para su remodelación de uno de los pisos de arriba (para el propietario más recientes), cerca de la torre, que se escucharon unos ruido de pasos en la torre, el sonido de una puerta que se abre y se cierra, y los sonidos de llanto y de voces.


 Los trabajadores huyeron del Castillo por noche y se negaron a trabajar en el castillo por la noche. Se puede suponer que si la leyenda es verdad, entonces Lady Barbara sigue caminando por la torrque lleva su nombre lamentándose por su suerte!  

Castillo Guthrie


El Castillo Guthrie es ahora un hotel y los visitantes pueden pasar la noche en el "Ghost Suite". Obtuvo su reputación después de la visita del obispo de Saint Andrews en 1620. 

Mientras estaba allí durmiendo un fantasma de un antiguo ancestro de Guthrie entro en la habitacion para asegurarse de que estaba cómodo en esa habitación. Desde entonces ha vuelto a ocuparse de quien está durmiendo allí, y los huéspedes del hotel que se han dormido en esa habitación dicen que nunca tuvieron un sueño más pacífico en toda su vida...




Castillo Hermitage
Algunos de los castillos en ruinas que adornan la frontera entre Inglaterra y Escocia acogen a un inquilino tan siniestro como su pasado. Se trata de un maléfico duende, el más sanguinario de cuantos aparecen en el folclore británico, llamado Gorra Roja.


Gorra Roja (Redcap en inglés) es bajito y corpulento, y posee una larga melena de pelo gris. Parecería un inofensivo anciano de no ser por sus ojos, brillantes como ascuas, y porque en lugar de manos tiene dos garras como las de un águila. En los pies viste unas botas de hierro, a pesar de lo cual se mueve con gran rapidez, y a veces porta en su mano izquierda una vetusta pica digna de anticuario. Se cubre la cabeza con una gorra roja, cuyo color renueva tiñéndola periódicamente con la sangre de sus víctimas.

A Gorra Roja no se le puede combatir mediante las armas o en una lucha cuerpo a cuerpo, pues su destreza y su fuerza son tales que ningún humano es capaz de vencerle. Se le puede exconjurar, eso sí, recitando algunas palabras de la Biblia o mostrándole una cruz, como si fuese un vampiro. Entonces desaparece, dejando atrás uno de sus dientes, largos y afilados.

Según la tradición, durante la Edad Media, y por un corto periodo de tiempo, Gorra Roja sirvió como espíritu familiar al tiránico Lord William Soulis, quien a finales del siglo XIII intento hacerse con el trono de Escocia, conspiración que fue desbaratada por el legítimo rey y supuso el ocaso de la otrora poderosa familia Soulis.



La última vez que William abandonó su castillo, el castillo de Hermitage, encomendó a Gorra Roja las llaves de su cámara subterránea, aquella en la cual hablaba con los espíritus y guardaba sus utensilios de nigromante. Tras arrojar las llaves sobre su hombro izquierdo, le encargó que las guardase hasta su vuelta, la cual nunca se produjo. Fiel a su amo durante siglos, cada siete años, Gorra Roja abría la puerta de aquella mazmorra temida por los lugareños, aunque es posible que haya renunciado ya sus obligaciones.

John Leyden cuenta que en el siglo XIX el conde de Dalkneith, acampando cerca del castillo de Hermitage, ordenó limpiar de maleza la entrada que conducía a la cámara subterránea de Lord Soulis. Durante las operaciones fue encontrada cerca de la puerta una oxidada llave de hierro que todos los presentes estimaron ser la misma que el noble había entregado al duende.

Si Gorra Roja la abandonó por voluntad propia o por fuerza mayor es una pregunta a la que probablemente nunca obtendremos respuesta. Junto a los huesos de Lord Soulis fue enterrado su libro de encantamientos, obra del célebre Miguel Escoto, según afirma Walter Scott. Sin sus arcanos conjuros, nos tememos que el salvaje Gorra Roja no volverá a obedecer la voluntad humana ni podrá ser reducido de forma definitiva. Hasta que esto suceda, lo más seguro es permanecer alejado de las ruinas que guardan la frontera de Escocia, en apariencia tan tranquilas.


Se dice que: Mary, reina de Escocia, ha sido vista en numerosas ocasiones caminando por el castillo, se dice que estaba relacionada con la brujería e incluso practicaba conjuros. 




Palacio Hollyrood

El Palacio de Hollyrood, hogar escocés de la reina Elizabeth, era originalmente una abadía construida por el rey David; allí fue asesinado David Rizzio, amante de María de Escocia: Su esposo Sir Darnley incurrió en celos y lo apuñaló alrededor de sesenta veces. Muchos huéspedes han divulgado padecer dolores de cabeza en el cuarto en que Rizzio murió, y en los ochenta un vigilante de seguridad sentía que bajaba la temperatura bruscamente y escuchaba pasos. Se dice que en el palacio habita un misterioso fantasma, "el señor verde", a quien se le adjudican las desgracias que ocurren allí.

Por otra parte el palacio de Holyrood esta lleno de pasadizos secretos,, sótanos y túneles, incluyendo uno que se cree servia para conectarlo con el castillo de Edimburgo. La leyenda cuenta que el rey dio orden a un soldado de confirmar si esto era cierto. Se perdió y quedo allí atrapado para siempre. Hoy en día hay quienes se quedan inmóvil de miedo al escuchar entre las frías paredes una triste canción, que según dicen, entonaba el malogrado soldado.



Castillo Huntingtower


Huntingtower se dice que es perseguido por "Lady Greensleeves", una joven mujer llamada Dorotea, que era la hija del conde de Gowrie primero. Cuenta la leyenda que ella estaba enamorada de un criado en el castillo y que los dos se reunían clandestinamente por la noche en la torre oriental, donde los criados dormían. 

Una noche la madre de la niña, la condesa, se supone que han descubierto lo que estaba pasando y se abrió paso a través del puente de la parte privada de la familia en la torre occidental de la torre oriental para atrapar a la pareja. Dorotea oyó los pasos de su madre en el puente y, sin poder regresar a la otra torre por esa vía, se dirigió hacia el techo. Aquí saltó de la torre para aterrizar a salvo en las almenas de la torre occidental y así volver a la cama donde fue descubierta por su madre. La distancia entre las torres fue varios metros, por lo que logra una hazaña en el salto a la distancia. El día siguiente a la muchacha y su amante se fugó y no existen registros que nos diga qué pasó con ellos.


Una serie de avistamientos de la figura de una mujer joven y alta, con un vestido de seda verde se han visto en este lugar en los alrededores de Huntingtower a lo largo de los años, generalmente al atardecer, pero a veces en plena luz del día. Su aparición se dice que es un mal presagio y una advertencia de algún desastre por venir. Un viajero reservo en Huntingtower en la década de 1930 se reportó haber visto a la Lady Greensleeves en un corredor del castillo. Al día siguiente reanudo su viaje hacia Fife. Pero nunca llego a destino, se ahogó cuando cayó desde el ferry que lo llevaba a través del río Tay .



Una segunda leyenda se refiere a Huntingtower Bueno St Conval, que está al lado de la carretera por debajo del castillo. Las aguas de este pozo está encaminada a producir el poder de curar, pero los que van a recoger agua tiene que hacerlo en silencio: cualquier palabra dicha en el viaje de ida o regreso hace que el agua sea inútil. Los que van a buscar agua también se supone que tendran que dejar algo a cambio en el pozo, como una moneda o cualquier cosa. El pozo está en buenas condiciones y hasta el día de hoy sale agua clara.





Castillo Inveraray
Una fortaleza Campbell, el castillo original fue quemado por el Marqués de Montrose en 1644. El actual castillo fue construido por el duque de Argyle tercero como él reconstruyó no sólo el castillo, tambien la ciudad de Inveraray. El castillo tiene fama de tener una serie de fantasmas que van desde un arpista que fue asesinado durante el ataque de Montrose, otro que aparece cuando un jefe de Campbell esta cerca de la muerte y una joven que fue asesinado por los jacobitas.


Castillo Lordscairnie
La tradición dice que el cuarto Conde de Crawford construyó la casa torre entre 1446 y 1453, sin embargo, se cree que el quinto conde de hecho lo construyó. Hay cinco pisos y la entrada fue adquirida por una gran escalera protegida por un matacán. That means they could drop things on attackers heads, such as boiling oil. Eso significa que podría caer sobre las cabezas de los atacantes cosas, tales como aceite hirviendo.

Poco queda de la torre original y la torre del edificio del siglo 15/16, que fue construido por los condes de Crawford. El lago que rodeaban el castillo ha sido vaciado y se dice que el tesoro está enterrado cerca. El cuarto Conde de Crawford se dice que es visto jugar a las cartas con el diablo a la medianoche la víspera de cada Año Nuevo.



Castillo Nidpath


El castillo se dice que es perseguido por el fantasma de Jean Douglas, citado por Sir Walter Scott como "la Dama de Neidpath", la hija menor de William Douglas, conde de March. El padre le prohibio casarse con el hijo del señor de Tushielaw, que era considerado por debajo de su estatus social, su amante fue despedido. 
Ella quedo desolada esperandolo, espero y espero. Cuando el muchacho pudo volver, él no la reconoció, lo que la hizo que muriera por el perdido amor. La leyenda dice que aparece vestida con un traje de cuerpo entero de color marrón con un gran cuello blanco. Sir Walter Scott escribió un poema sobre ella. 


Castillo Shieldhill
En el Castillo de Shieldhill, en Biggar, hay una torre que se construyó en 1199. Ahora es un hotel y hay una habitación, la Glencoe, en la que a la puesta de sol se aparece el alma de The Grey Lady.





Conclusión:


Los fantasmas (del griego φάντασμα, "aparición"), en el folclore de muchas culturas, son supuestos espíritus o almas desencarnadas que se manifiestan (aunque no de forma sagrada o de hierofanía) entre los vivos de forma perceptible (por ejemplo, tomando una apariencia visible, produciendo sonidos u olores o desplazando objetos —poltergeist—), principalmente en lugares que frecuentaban en vida, o en asociación con sus personas cercanas.

En mi opinion son seres que quedan atrapados en los edificios ante una muerte horrorosa. No hay que tenerles miedo, solo comunicarse y tratar de que se den cuenta de que pueden dejar de estar atrapados. En lo personal les tengo mucho respeto, pero no les tengo miedo. Bueno, espero que les guste esta recopilación de datos, si encuentro mas lo pondré. 

Gracias por visitar mi Blog.
-Petty